19.6.11

Modelo en azul - Oleo sobre lienzo - 55 x 46 cm.

1 comentario:

Antonia dijo...

Transmitir emociones mediante un gesto en el rostro, una mirada, una sonrisa, es lo que estamos acostumbrados a ver en una imagen. Pere Ventura no utiliza esta arma sino que en esta pintura la expresión, la transmisión de sentimientos nos la da el cuerpo. Hay un lenguaje en este cuerpo, el gesto recogido, acurrucado: el principio y final de una personalidad de mujer como óvalo que se cierra en sí mismo. Los dedos de las manos, minuciosamente descritos, asiendo los de los pies sin fuerza, sin enfado, como para oír su voz interior, como aislada del mundo para concentrarse en su ser. La imagen de la mujer, desnuda, con todo lo que ello representa, igual que el proceso de la maternidad, solitario, como concepto intenso, intransferible, singular. Es como un huevo esta imagen de mujer rodeada de azules: azul en su entorno, azul en la sombra, azul en la seda, un mundo azul y ella con su bellísimo cuerpo recogido en un huevo de feminidad. Todo ello pintado con exquisito y minucioso arte.
Me emociona este cuadro, por su plasticidad y simbolismo.